Tal vez eres una persona afortunada y además de felicidad tienes un artículo promocional de Energy Control en tus manos. Los Flyers de Energy Control son materiales de calidad que estuvieron circulando por estas tierras (si no los tienes, te pedimos usar la imaginación). Son comics, con dibujos y propuestas gráficas muy interesantes. Sin embargo, al leerlos te sientes como en una novela publicada por alguna editorial española donde Jack Kerouac se la pasa diciendo tío y joder.

No importan las reglas de la Real Academía de la Lengua Española, mediante este glosario pretendemos adaptar el despatarrado gachupín a la cotidianidad chilanga, esa misma que se respira en los puestos de tacos de la Ciudad de México.

 

 

Join the party

Este folleto consta de imágenes, principalmente. Sin embargo hay dos o tres expresiones que pueden ser interpretadas.

 

“He pillao dos nuevas” en realidad significa Conseguí un par nuevas

“A saber qué mierda llevan” es “Quién sabe que chingados tengan”

“Pastis” son “Tachas”

“Joder, qué tarde. Hoy curro” quiere decir “Chale qué tarde. Hoy chambeo”

 

 

Etica etílica

Flyer promocional de Energy Control relativo al alcohol y los buenos modales. Es un Manual de Carreño para saber comportarse o prever los posibles trastornos de personalidad bajo los influjos del alcohol.

 

“Mejor no llevo mucha pasta” es evidente, claro, pero a pesar de que en México no hay lana, en chilango apropiado se diría algo así “Mejor no llevo baro”   Indudable, suena mejor.

“Te quiero mogollon” significa “te quiero un chingo”

 

 

Cocaína, a ambos lados de la raya

En este librillo informativo se encuentran descripciones de conductas habituales relacionadas con el consumo de cocaína. Con el reforzamiento e impermeabilización de la frontera gringa (bajo el pretexto de la seguridad mundial ante la amenza invisible del terrorismo), mucha de la cocaína destinada a los consumidores gringos se ha quedado atascada aquí.

El mercado impone sus reglas y la droga se comercia. La cocaína es una droga cada vez más común en este país. En el flyer de Energy Control podrás tener un panorama objetivo y gachupín de algunas consecuencias relacionadas con el consumo de la coca.

 

“Quedamos en no comprar más. Venga, es lo que hay… Además ya sabéis la mierda de coca que pillamos a estas horas.”  la traducción chilanga es impecable: “Dijimos que no ibamos a comprar más. Ya estuvo… Además ya conocen la coca tan pinche que se consigue a estas horas.”

“El tío iba tan pasado que ni trempó” en realidad es “El guey iba tan hasta las chanclas que ni paraguas”

“Tío, déjame pelas para pillar más” chilangamente, en cambio “guey, dame baro para conseguir más”

“¡Ya! con este careto no puedo ir a currar” quiere decir  “¡Chale! con esta jeta  no puedo  presentarme a trabajar”

“Hoy he pillado a mi novio con otra. Esta noche nos ponemos hasta el culo de coca y me lio con el primero que pille.”

Sí, aparentemente es una frase muy larga que refleja muchos sentimientos negativos. En chilango no cambia, pero suena más amable, o rítmico (por lo menos), más chilango.

“Caché a mi novio con otra. Esta noche nos ponemos hasta atrás y me voy con el primer guey que se me atraviese.”

 

 

Y así.

Manda tus modismos locales, integrate a nuestro foro-taller y las traduciremos a la peculiar forma de hablar de la contaminada megalópolis, el chilango.

 

 

NOTA: Ningún árbol fue derribado para la fabricación de esta página. Utilizamos papel reciclado.